sábado, 16 de febrero de 2013

ORGULLO DE PERTENECER A LOS ESTUDIANTES, por D. Carlos Chamorro Pérez

Traemos a nuestra página un artículo de D. Carlos Chamorro Pérez, Administrador de La Hermandad de Los Estudiantes.



"La Hermandad de las Siete Palabras ha pasado de estar viviendo el futuro a disfrutar del presente, durante este tiempo se ha hecho realidad uno de los proyectos mas ambiciosos y apasionantes, consistente en el cambio de sus  Imágenes Titulares tanto de nuestra Señora de la Consolación  como del Cristo de la Buena Muerte, obra del imaginero sevillano D. Luis Álvarez Duarte, que hoy en día preside el Altar Mayor de nuestra sede canónica de la Parroquia de San José.

Han sido muchos y variados los cambios realizados dentro de nuestra corporación nazarena para crear su propia identidad, desde mi punto de vista lo mas importante de dicha transformación ha sido poner los verdaderos cimientos para la creación de una verdadera Hermandad que antes no existía, ahora los Estudiantes tiene vida durante todo el año en su casa de hermandad. Otro aspecto muy importante ha sido identificarse y hacer suya la causa del Beato Manuel Lozano Garrido “LOLO”, que esta presente durante los 365 días del año, intentando sus hermanos imitarlo en todo momento en cuanto el trato a los demás y en especial con los enfermos y mas necesitados. La formación cofrade se potencia con el nacimiento de la “Escuela Cofrade”. Nace el grupo de apoyo para Caritas parroquial etc..

Por lo que respecta a la Cofradía en la calle el Miércoles Santo, también han existido profundos cambios como la creación de la Banda Salesiana del Stmo Cristo de la Buena Muerte, se han suprimido los faroles de forja que portaban los nazarenos y ha sido sustituidos por cera de color granate para el tercio de Cristo y blancos para el tramo de Virgen.

Pero los cambios mas significativos han sido ocasionados a consecuencia de la incorporación de la nueva Imagen del Stmo Cristo de la Buena Muerte, teniendo que sacrificar la salida y entrada de la Parroquia, para que el Santísimo Cristo salga completamente entero y en la actualidad lo hace desde las dependencias parroquiales de la Iglesia de San José (calle Santa Rosa Mª Moles), de donde sale completamente todo el cortejo penitencial,  también se ha cambiado el itinerario, se han introducido los palermos a los diputados de tramo, ciriales y acólitos, el estilo musical también ha cambiado en el paso del Cristo, estando acompañado con cornetas y tambores y las cuadrillas de costaleros/as han sabido crear un paso característico y peculiar que los identifican, los costaleros en todo su recorrido andan de frente buscando la elegancia que el Stmo Cristo de la Buena Muerte debe mostrar por las calles de Linares y las costaleras después de mas de una década ya se han consolidado y han creado su peculiar paso de llevar a su Virgen de la Consolación como los Ángeles.

El máximo artífice de todos estos cambios y alma Mater de la Hermandad es nuestro Hermano Mayor D. Luis Enrique Gámez Expósito, que ha sabido formar un gran equipo de personas y los ha contagiado a todos ellos de su entusiasmo y ganas de trabajar y conseguir que durante 364 días al año vivamos intensamente en nuestra Hermandad y 1 día al año nuestra Hermandad se convierta en Cofradía saliendo a las calles de Linares todos los Miércoles Santo a realizar su Estación de Penitencia, con orgullo y satisfacción del trabajo bien hecho durante todo el año y como testimonio del mismo ese gran día la reliquia del Beato “LOLO”, nos acompaña en el frontal del paso del Stmo Cristo de la Buena Muerte, para recordarnos que nunca nos debemos de apartar del buen camino y para que sigamos trabajando para ayudar a los mas necesitados y a los enfermos.

A la hora de realizar todos los preparativos para la Estación de Penitencia para que todo salga como lo programado, todas las personas que componen las distintas vocalias son importantes, pero el colectivo de costaleras es vital e imprescindible, así como nuestro Diputado Mayor y Secretario  D. Alberto Brazales, impregnándonos de su seriedad y responsabilidad cofrade."